TABAGÓN EN FESTAS (DÍAS 29, 30 E 31)

EN PROBAS

EN PROBAS

11 jul. 2012

SUEÑO POÉTICO DE MI MARZÁN, POR FLORINDO ÁLVAREZ MARTÍNEZ



O investigador rosaleiro, Juan Ramón Martínez Barbosa, foi o encargado de ler no recoñecemento público e institucional a Florindo Álvarez Martínez, "Floro de Pancenteo", unha das primeiras colaboracións literarias, que o homenaxeado publicou no libro "Romería de San Vicente", dirixido daquela por J.M. del Tamuxe (Xoán Martínez Tamuxe) e editado pola Comisión de Festas, no ano 1974. 



O artigo titúlase "SUEÑO POÉTICO DE MI MARZÁN".

"Es un día inundado de sol. Tu valle, Rosal, está manchado de luz. En lo alto, en alguna parte, dejo que sus rayos me acaricien y me duermo con ojos abiertos; al despertar dormido, pienso que soñé despierto.

... Y amo a este pueblo, que contemplo desde aquí; a tus mil colores verdes, que el Sumo Creador pintó en ti. A tus casitas, sembradas con mimo, de chimeneas humeantes, de lares encendidos, con saudade de emigrantes. A tus pájaros cantores, de alegres amaneceres, que con sus trinos del Valle, son despertadores.

Nubes violeta por encima del Miño, se fueron manchando de rojo rubí, a medida que el sol salía perezosamente, de su sueño de día, en otro horizonte.

... Y escucho a la brisa, repetir con su queja, entre campos y pinos; alboradas y rimas de tus poetas, amantes de su arte, cantores de su tierra; ignorados de sus vecinos, algunos familiares y a veces... mandatarios. Ríos, montes y caminos, contemplaron vuestro febril presente literario; y que ni una sola piedra, perpetúe y rememore vuestro fértil pasado de poetas...

La tierra pierde su verde de invierno, la tierra labrada con esperanza de cosecha. El pan de mañana de la tierra manará, por la bondad de este Valle y la fe del labrador.

... Y siento a tu gente, marchar de la tierra, por falta de un medio y algunos apoyos para trabajar en ella. Se van un día, con tristeza en el alma, buscando un destino en otro horizonte; ahogando sus penas con fingida alegría, como buen emigrante. Y otros que quedan, disputan y pelean por unas rencillas, de riegos y fincas, por cosas pequeñas, y que a veces... son familia.

Un barquito de papel, se desliza suavemente por un afluente dle Miño, que baña a todo un Rosal, navegando por la ilusión de un niño, que quiso ser capitán.

... Y sueño con caras alegres, lavadas de día, con lágrimas de noche, perfumadas con rosas, de todos tus jardines y de todas tus plazas. Con luces y fuentes, y en calles con nombres, de nuestros paisanos, que fueron ilustres "allende tu Valle". Con gentes que hacen, que no sólo dicen, unidas a una en causa común. Con el pronto regreso, a luchar por su tierra, de tanto emigrante, por el mundo disperso. Y con la esperanza, en la luz del mañana, y en la fe a su pueblo, de un buen cultivador.

Fue un día muy hermoso. Manchas de luz y de sol acariciaron mi espíritu y fue así, como una vez más, despierto o... dormido, sin pinceles, ni colores, pinté tu cuadro más bonito, Valle de El Rosal, mi pueblo querido.

Verano - Otoño de 1974.
F.ÁLVAREZ MARTÍNEZ"


0 comentarios:

Publicar un comentario