TABAGÓN EN FESTAS (DÍAS 29, 30 E 31)

EN PROBAS

EN PROBAS

11 may. 2012

CRUZ ROJA BAIXO MIÑO REFUERZA SU RESPUESTA ANTE LA EMERGENCIA SOCIAL QUE VIVE LA COMARCA




Neli Rodríguez / Cruz Roja Baixo Miño

Durante 2011 y el primer trimestre del 2012, Cruz Roja atendió de forma directa a más de 120 personas a través de sus programas sociales.

Cruz Roja alerta sobre el crecimiento de la precariedad social.

Cruz Roja Baixo Miño atendió a más de 120 personas en sus diferentes programas sociales en 2011 y primer trimestre del 2012, lo que supone un incremento cercano al 80% sobre la población atendida en 2010. Estas personas fueron beneficiarias de las medidas específicas relacionadas con el impacto de la crisis y una gran mayoría de estos usuarios recibieron alimentos.

Estas cifras visibilizan una nueva realidad económica: en los dos últimos años, el impacto de la crisis socioeconómica ha hecho que muchas personas que hasta hace poco se encontraban en contextos socioeconómicos seguros, hayan entrado a formar parte de los colectivos atendidos por la organización humanitaria.

El mismo contexto es responsable de un agravamiento importante de la situación de las personas vulnerables que ya participaban en los programas de Intervención Social de Cruz Roja Española.

El crecimiento del desempleo y la desigualdad social, así como los índices de desprotección generan una profunda preocupación a la Institución Humanitaria, que destaca el aumento de la precariedad en importantes capas de la población y los riesgos de fractura social que conlleva.

Además de reforzar los programas habituales de atención social y de lucha contra el desempleo y la discriminación en el mercado laboral, desde 2008 se está desarrollando un esfuerzo cada vez mayor en la atención de emergencias sociales, a través de respuestas básicas como el reparto de alimentos, enseres, alimentación infantil, material escolar, y otras como los puntos de información sobre empleo gestionados por personas voluntarias, las ayudas económicas de carácter puntual, talleres de economía doméstica, compra de fármacos, entrega de kits de higiene, etc…

Se trata de ayudas de primera necesidad en ámbitos en los que la población está recortando gastos para poder llegar a fin de mes. Las situaciones de privación material (nutrición inadecuada, pobreza energética, incapacidad de hacer frente a imprevistos) afectan a una parte importante de la población que atendemos.

Más allá de las cifras hay personas, familias, niños, jóvenes, mayores…que atraviesan situaciones muy difíciles y a las que Cruz Roja conoce de cerca e intenta dar respuesta gracias al compromiso cotidiano de más de 200.000 personas voluntarias que forman parte de la Institución.

El incremento de la respuesta de Cruz Roja frente a la crisis es posible también gracias a la contribución de entidades públicas y privadas, y de socios y donantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario